CASA CAMPO DARWIN (transformación)

Darwin (1908) se implanta entre la estepa árida desértica y el oasis irrigado del Río Negro en la Patagonia Norte Argentina. Tiene una población estable cercana a los 2.000 habitantes. Su origen está asociado al tren como importante playa de maniobras en el trayecto que une Buenos Aires con la Patagonia. El desmantelamiento de la infraestructura ferroviaria dio inicio a un proceso de transformación del paisaje estepario en productivo, diversificando su economía en ganadería, agricultura, fruticultura y vitivinicultura. Su paisaje cambia, irrumpe la Alameda como infraestructura natural imprescindible para la consolidación y protección de las áreas productivas de los fuertes vientos Patagónicos.

Transformar una vivienda existente en un espacio de encuentro temporal. Un programa flexible de disposición libre para el uso compartido. Un edifico anexo -estacionamiento y deposito- complementa el programa solicitado. La disposición de los edificios se articula con el sistema cartesiano de las alamedas.

Nuestra reflexión en torno a la transformación está en reconocer en lo existente su arquitectura latenteInterpretamos quela única operación necesaria es hacer interactuar arquitectura y paisaje.

Propusimos librar de obstáculos la planta, abrir la casa al aire y luz del campo y generar espacios más generosos aprovechando la estructura soporte existente. Un proyecto con operaciones simples: sustraer  muros interiores para liberar el espacio; desmaterializar el muro de fachada y añadir un ventanal; dilatar el espacio de estar con una galería semicubierta; abrir íntimos puntos de observación del paisaje. Una secuencia espacial orientada al paisaje ordenan el programa en tres areas: dormitorios, estar y expansión. Una materialidad desnuda, descubrimos el ladrillo de los muros, ordenamos y expusimos la madera del techo.

Apostamos por una arquitectura abstracta y atenta que extraiga lo mejor del lugar, que complete su sentido. Artefactos que hagan inteligible su forma en la relación que se establece entre la estructura visual, que le da consistencia como artefacto y los atributos sensitivos que derivan de las condiciones del sitio.

Nos mueve un interés por comprobar si la arquitectura es capaz de promover la superación de un paisaje de contemplación para la generación de otro nuevo, habitado.

Año: 2012-2014
Ubicación: Darwin, Rio Negro, Argentina
Dirección: Arq. Agustina Barthes
Fotografia: Maju Franzan, Dinamo